espacio

Para las personas que viven en grandes urbes o que viven entre las zonas intertropicales la distribución de los espacios significativos de los que Hall hace referencia serían los siguientes:

La distancia íntima. Es el espacio de aire existente a nuestro alrededor. Entrar en este espacio sólo es aceptable para las personas con relación más cercana. La medida dependerá de cada cultura. En Norteamérica este espacio abarcaría 45 centímetros alrededor de nuestro cuerpo. Las culturas latina o mediterránea ven reducidas a distancia en unos 5 ó 10 centímetros. Es la distancia del acto de amor y de la lucha, de la protección y el confortamiento. Dentro de la distancia íntima podremos distinguir la fase cercana y la fase lejana. En la fase cercana, cualquier parte de nuestro cuerpo puede tocar el cuerpo de la otra persona, esta va desde el contacto y/o penetración hasta los 15 cms. La fase media va desde los 16 cms. hasta los 45 cms., aquí difícilmente podremos alcanzar a la otra persona con alguna parte de nuestro cuerpo pero sí podremos hacerlo fácilmente con las manos. Debido al gran abanico de estímulos sensoriales recibidos, penetrar en esta zona incrementa los niveles de adrenalina y las pulsaciones, causa nerviosismo y hace cambiar a la persona su forma habitual de comportamiento.

La distancia personal. Podemos asimilar este espacio como nuestra esfera o burbuja protectora. Para la población norteamericana es el espacio existente a partir de 45 cms. y hasta 1,2 m. En nuestra cultura este espacio también se reduce de manera proporcional. En esta distancia igualmente podremos distinguir entre una fase cercana y una fase lejana. Una fase cercana estirando el brazo podríamos tocar a la persona y en la fase lejana ya estaría fuera de nuestro alcance. Sólo nos sentiremos cómodos si la persona que penetra en nuestra burbuja de aire es de confianza. Digamos que es el límite del abrazo hasta el principio de la pérdida de contacto.

La distancia social. Es la zona de las relaciones interpersonales. En Norteamérica se extiende desde los 1,2 mts. hasta los 3 m. En nuestra cultura también se verá proporcionalmente reducida esta distancia. En una cultura mediterránea o latina mantener una conversación con una persona a una distancia superior a 2 mts. no es una situación muy habitual.

La distancia pública. En esta distancia las personas están fuera de su círculo de implicación, compromiso o envolvimiento. Para los estadounidenses hablaríamos la distancia superior a los 3 mts. y va hasta el límite de lo visible o lo audible, a esta distancia los participantes tienen que amplificar recursos como la voz.

En cambio para las personas que viven en espacios rurales, para los que son de clase alta con abolengo, para los nórdicos y para los Irlandeses, por citar algunos, las distancias tenderán a ser más bien:

1)     Espacio íntimo, 15  a  1.20 mts.
2)     Espacio casual-personal, 1.20  a 3.50 mts.
3)     Espacio social-consultivo, 3.50  a  7.00 mts.
4)     Espacio público, 7.00 mts. en adelante.

Aquí el determinismo cultural Darwiniano tiene gran impacto y Hall también lo consideró como una variable de gran significación y de vital importancia a la hora de establecer negociaciones o simplemente relaciones entre personas de diferentes culturas.

Los pedidos realizados en Bolívares Fuertes son para despacho exclusivo en la República Bolivariana de Venezuela Descartar

Share This